Cirugía minimamente invasiva - endoscopia y neurocirugia
Quienes Somos Ventajas de la Endoscopia Trabajos Publicados Links Recomendados Videos Fotografias Preguntas Frecuentes Reserve su Turno Envienos su caso
Videos en You Tube Seguinos en Twitter Seguimos en Facebook Home Seguimos en Facebook
 
Endoscopia & Cerebro
Endoscopia & Hipofisis
Epiduroscopia
Dolor
Trabajos Publicados
Agger Nassi >>
Neuroendoscopía estereotáctica >>
Acueducto Mesencefálico >>
Tumores Intraventriculares >>
Cisterna Cerebelopontina >>
Craneofaringiomas Quísticos >>
Abordajes del Esfenoides >>
Nervio Sinuvertebral >>
Cirusa Silviania >>
Fosa Pituitaria >>
Senos Paranasales >>
Fosa Posterior >>
Tercer Ventrículo >>
Acueducto Mesencefálico >>
Quiste Fosa Posterior >>
Optic Nerve >>
Enseñanza Sistema Ventricular >>
Malformación Fosa Posterior >>
Hernia del Uncus Temporal >>
Dolor Lumbar Refractario >>
Anatomía Endoscópica Sistema Ventricular >>
Posterior Fossa Cysts >>
Premio Endoscopía Seno Esfenoidal >>
Anatomía Quirurgica Seno Esfenoidal >>
Anatomia endoscopica de la zona subventricular >>
Quiste Fosa Posterior >>
Tuberculoma Hipofisiario >>
Anatomía Endoscópica del Espacio Epidural >>
Neurocitromía Central Intraventicular >>
Acerca de la terminología Anatómica >>
Otros Trabajos >>
ACERCA DE LA TERMINOLOGIA ANATOMICA

Trabajo original
Marcelo Acuña, Andrea Sinagra, Marisa Pérez, Esteban Macchia, Sergio Manganiello, Horacio A. Conesa

Resumen
La terminología anatómica ha sido objeto de controversias durante largos años, a pesar de la búsqueda incesante de los anatomistas de un idioma común que facilitara la comunicación. La revisión de la terminología anatómica comenzó en Alemania en 1887 y persiste hasta la actualidad. Continúa ampliándose e intentando que los nuevos términos incluyan tanto al campo de la clínica como de la investigación.
Palabras clave: Terminología Anatómica, Nomina Anatómica, Historia.

Summary
The anatomical terminology has been object of much controversy during many years, in spite of anatomists' continued search for a common language which would facilitate communication. Revision of anatomical terminology started in Germany in 1887 and is still going on nowadays. It keeps enlarging and intending that new terminology may include not only clinical but also research fields.
Key words: Anatomical Terminology, Nomina Anatomica, History.

Introducción
El proceso de comunicación requiere de elementos que le brinden claridad, de forma tal que, las ideas se trasmitan sin posibilidad de equívocos. La morfología es una parte de las ciencias concretas. La anatomía es usada en la descripción de las distintas partes del cuerpo, su localización y función; y en consecuencia, requiere de un lenguaje específico y concreto.

Historia de la terminología anatómica
Durante muchos años, la terminología anatómica ha sido sujeto de mucha controversia y desacuerdo. Durante siglos los anatomistas trabajaron de forma aislada, denominando a las distintas estructuras por analogía de formas, con sus propios nombres o los de sus maestros. Encontramos así, denominaciones como acueducto de Silvio (acueducto mesencefálico), ínsula de Reil (ínsula o lóbulo de la ínsula), arteria de Testut (arteria pancreática inferior), nervio anterior de Latarjet (nervio anterior de la curvatura menor, rama del vago) y otras. Desde el siglo II al XVI, el número de términos anatómicos aumentó exponencialmente. Algunas estructuras llegaron a tener varias denominaciones y la nomenclatura anatómica se colmó de nombres, sinónimos y epónimos.

Este es un viejo problema. Lo reconoció Hipócrates (460-370 a.C.) casi desde sus comienzos, cuando esbozó una especie de diccionario con sus observaciones. Rufo, de Efeso (110-180), llegó a escribir un libro "Sobre el nombre de las partes del cuerpo" en el siglo II y Claudius Galeno (129-199) también intentó crear e imponer una nomenclatura anatómica en griego. Las enseñanzas de Galeno permanecieron firmes durante más de mil años. No se conocen otros aportes hasta 1543, cuando Andrés Vesalio (Andreas Van Wessel, 1514-1564) publicó su libro en latín "De humani corporis fabrica libri septem" impreso en Basilea por Joannis Oporini. En él cambió muchos conceptos erróneos de Galeno, modificación que hizo que fuera fuertemente criticado por sus pares. La obra incluyó muchos de los términos utilizados por sus maestros, Jacobus Sylvius y Johann Guinterius, y fue la fuente de las posteriores nomenclaturas. Vesalio sostenía que la terminología debía ser simple, sencilla y fácilmente recordada mediante la evocación de cosas conocidas. Sin embargo, su nomenclatura no fue adoptada debido a que los médicos de ese período no gozaban de una amplia educación, por lo que no la entendían por completo o no podían utilizarla correctamente.

Prestigiosos anatomistas como Von Sommerring y Jacob Henle, preconizaron evitar el uso de los epónimos durante el siglo XIX.

En 1880, el anatomista vienés Joseph Hyrtl, realizó un análisis detallado de 421 términos publicados en el libro "Onomatogia Anatómica. Historia y crítica del lenguaje anatómico de la actualidad. Con especial consideración de sus barbarismos, absurdos, trópicos y errores gramaticales" (Onomatogia Anatomica. Geschichte und Kritik der anatomischen Sprache der Gegenwart. Mit besonderer Berucksichtigung ihrer Barbarismen, Widersinnigkeiten, Tropen und grammatikalischen Fehler).

Los antecedentes de la revisión de la terminología anatómica comenzaron en 1887 en Leipzig (Alemania) y luego continuaron en Inglaterra en 1894. El primer listado de términos anatómicos realizado en forma conjunta y consensuada fue hecho por los anatomistas alemanes, entre quienes se destacó la labor de Wilhelm His. Se presentó y aprobó el 19 de abril de 1895, durante el IX Congreso de la Sociedad Anatómica Alemana (Anatomische Gesellschaft), realizado en Basilea (Suiza). Constaba de una serie en latín de 4500 términos, de entre 50.000 existentes para la época. Se conoció con el nombre de Nomina Anatomica [Basle Nomina Anatomica (BNA) en inglés o Nomenclatura Anatómica Internacional de Basilea en español]. Tanto en la enseñanza como en investigación, los "Nomina Anatomica" fue de gran beneficio, reduciendo drásticamente el número de sinónimos innecesarios y proveyendo un sistema coherente y aceptado internacionalmente. Esta terminología alcanzó trascendencia entre los anatomistas alemanes e italianos y en buena parte de América.

En 1903, durante una reunión en Nancy (Francia), se propuso la creación de la Federación Internacional de Asociaciones de Anatomía (FIAA), idea propuesta por el Profesor Adolphe Nicolas. El objetivo de la Federación era establecer reglas y organizar congresos periódicos, donde se intercambiarían hallazgos y puntos de vista de común interés. Allí se propuso un listado de términos en latín, que luego se traducirían a las distintas lenguas de las sociedades allí reunidas. Estas propuestas fueron aprobadas durante el I Congreso de la Federación Internacional de Anatomía, que se llevó a cabo en Suiza (Ginebra) en 1903, bajo la presidencia del profesor D'Eternod. Se decidió 1) crear la FIAA (Federación Internacional de Asociaciones de Anatomistas); 2) llevar a cabo congresos bajo la órbita de la Federación, aproximadamente cada 5 años; 3) elegir miembros de una comisión, que actuarían como comité ejecutivo en la administración del trabajo de la Federación entre los congresos.

Como resultado, se llevó a cabo el II Congreso Federativo en Bélgica donde se revisaron los "Nomina Anatomica" y se eligió el primer Comité, compuesto por representantes de las 5 sociedades fundadoras, a saber:
- NICOLAS (Nancy) y LAGUESSE (Lille) por la Asociación de Anatomistas de Francia
- WALDEYER (Berlin) y VON BARDELEBEN (Jena) por la "Anatomische Gesellschaft" de Alemania
- FUSARI (Torino) y ROMITI (Pisa) por la "Unione Zoologica Italiana" de Italia
- SYMINGTON (Belfast) y ADDISON (Londres) por la "Anatomical Society of Great Britain and Ireland" del Reino Unido
- MALL (Baltimore) y MINOT (Boston) por la "American Association of Anatomists" de los Estados Unidos.

El segundo Congreso Federativo Internacional de Anatomía, tuvo lugar entonces 7 años más tarde, bajo la presidencia del profesor Waldeyer, en Bruselas (1910). Durante una de las sesiones del mismo se creó un comité para actualizar la Nomina Embriológica creada luego de la revisión de los "Nomina Anatomica". El congreso que debía llevarse a cabo en 1915 fue suspendido por la ocurrencia de la Primera Guerra Mundial, y el III Congreso tuvo lugar recién en 1930 en Amsterdam bajo la presidencia del Profesor Van den Broek. En este apareció la Sociedad Italiana de Anatomía en reemplazo de la Unión Zoológica Italiana e ingresaron nuevas sociedades miembros alcanzando un número de ocho. Por primera vez, los anatomistas latinoamericanos se vieron representados por un anatomista brasileño, el Prof. Renato Locchi de San Pablo.
Durante la década de 1930 se publicaron tres revisiones de "Nomina Anatomica" en forma casi simultánea. En 1933, la Sociedad Anatómica de Gran Bretaña e Irlanda presentó la revisión de Birmingham, la Sociedad Anatómica Alemana hizo lo suyo en 1935 y anatomistas estadounidenses y japoneses crearon otra terminología.

La revisión que alcanzó mayor importancia fue la alemana. Se conoció como Nomenclatura Anatómica Internacional de Jena (Jena Nomina Anatomica o JNA para los autores ingleses).
Los sucesivos congresos se realizaron en Italia (1936, Milán), donde no hubo acuerdo respecto de cual debía ser la terminología a seguir; y en el Reino Unido (1950, Oxford). En este último, se admitió como miembros regular de la FIAA a la Sociedad Argentina de Anatomía Normal y Patológica (creada en 1934). Durante 1952, en reuniones de grupo participó el Dr. Pedro Ara, en representación de Argentina y también, llevando la voz de España, Portugal y Sudamérica. Se creó además el Comité Internacional de Nomenclatura Anatómica. Luego de varias reuniones, el Comité elaboró un nuevo listado, una revisión de los "Nomina Anatomica" que incorporó los términos de las estructuras descriptas posteriormente a la reunión de Basilea. En París (1955) se llevó a cabo el VI Congreso, donde la revisión de la terminología anatómica realizada por el Comité fue adoptada oficialmente bajo el nombre de "Nomina Anatomica Parisiensia". [Paris Nomina Anatomica (PNA) en inglés o Nomenclatura Anatómica Internacional de París], a ser continuada y aprobada en cada congreso futuro. En este congreso se incorporaron 3 sociedades, entre ellas la Sociedad Brasilera de Anatomía.

Los siguientes congresos se llevaron a cabo en Nueva York en 1960; Wiesbaden en 1965, donde fue aceptada la Sociedad Rioplatense de Anatomía (fundada en 1964) que reunía anatomistas de Argentina y Uruguay; Leningrado en 1970; Tokio en 1975; México en 1980 (el primero llevado a cabo en un país latinoamericano), donde se admitió a la Sociedad Argentina de Ciencias Morfológicas junto a otros 8 miembros. Se realizaron cinco ediciones revisadas de la Nomenclatura Anatómica Internacional de París, tras los Congresos de Anatomía de Estados Unidos (Nueva York, 1960, segunda edición publicada en 1961 y reeditada en 1963), Alemania, donde participó del Comité Internacional y del Subcomité de SNC el Dr. Braulio A. Moyano, (Wiesbaden, 1965, tercera edición publicada en 1966 y reeditada en 1968), Japón (Tokio, 1975, cuarta edición de 1977 que incluyó la nómina histológica y embriológica) y México (México DF, 1980, quinta edición publicada en 1983 con la segunda edición de la nómina histológica y embriológica). El XII Congreso tuvo lugar en Londres en 1985, votándose a Río de Janeiro como huésped del siguiente congreso a realizarse en 1989. A partir del congreso de Londres, comenzaron a surgir desavenencias entre la FIAA y el Comité Internacional de Nomenclatura Anatómica que terminó con la escisión de ambos organismos. En 1989 el Comité publicó la sexta edición de los "Nomina Anatomica" sin someterla a la revisión de la FIAA ni a la aprobación del XIII Congreso celebrado en Río de Janeiro, Brasil. El 10 de agosto del mismo año, la FIAA creó un nuevo Comité Federativo de Terminología Anatómica con la misión de actualizar la Nomenclatura Anatómica Internacional. Tras 9 años de trabajo, el Comité publicó en 1998 un nuevo listado, la Terminología Anatómica Internacional (TA), que sustituyó al anterior. El objetivo era democratizar la terminología y convertirla en un lenguaje aceptado universalmente, que eliminara las diferencias nacionales. La nueva terminología fue, entonces, el resultado de la consulta internacional. El número de términos anatómicos creció a más de 7500, aumento generado principalmente en la inserción de nombres anatómicoclínicos y neuroanatómicos. Cada término en latín lleva un código numérico único y está suplementado con su equivalente en (Inglés) inglés, cuya ortografía ya sea en Inglés británico o americano, es considerada igualmente correcta. Basado en esta TA en latín, cada idioma puede formular su propia nomenclatura. La nomenclatura se presenta por sistema o por órgano. Se desaconseja el uso de epónimos, pero existe un apéndice de los más conocidos para facilitar el acceso a literatura antigua.

El objetivo futuro del Comité es continuar mejorando la terminología nueva, y expandiéndola para incluir a los términos usados por los clínicos para estructuras que no aparecen en la lista. Las futuras versiones de la terminología deben acomodarse a las necesidades de todos aquellos que la usan, ya sea en el campo de la clínica como de la investigación.

Conclusiones
Tras varios siglos de estudios morfológicos llevados a cabo por distintos autores y recopiladores, llegamos a tener un listado de miles de nombres con una gran su perposición de ellos. Los esfuerzos para utilizar una denominación única han sido muchos, pero no se ha logrado aún un consenso. La Terminología Anatómica Internacional brinda un listado básico. Su actualización no puede adecuarse a la vorágine de nuevos hallazgos ni puede pretenderse que incluya de forma inmediata los términos de las estructuras que manejan las distintas subespecialidades.
Su utilidad reside en que hablemos un idioma común y evitemos los errores de interpretación. Será responsabilidad de los anatomistas en las distintas áreas morfológicas, unificar criterios terminológicos.
Apéndice. La expresión latina nomina es el plural neutro de nomen. La palabra Anatomica proviene del latín, es singular y femenina. No es correcta por este motivo, la expresión "la Nomina Anatomica" ni "la Nómina Anatómica", sino "los Nomina Anatomica". La forma correcta de expresarlo en español es "Nomenclatura Anatómica Internacional".
Bibliografía
1. Chatain I. Terminología anatómica. Cali, Editorial Norma, 1967.
2. Díaz Rojo, J A. Juan José Barcia Goyanes (1901-2003), estudioso de la historia del lenguaje anatómico. http://www.medtrad. org/panacea/IndiceGeneral/n13-14_semblanzasdiazrojo. pdf
3. Diccionario de la Lengua Latina, 2º edición, Rosario (Argentina), tr. Macchi Luis editorial Apis, 1941.
4. Drukker, J; Walvoort, HC. Terminologia anatomica: a new reference work for anatomy. Ned Tijdschr Geneeskd, 2000 May 6;144(19):890-3.
5. Forlizzi VA, Pró EA. Terminología Anatómica Internacional. Departamento de Anatomía, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, 2007.
6. Internacional Anatomical Nomeclature Committee. Nomina Anatomica. 3th edition. (Ámsterdam) Amsterdam. Excerpta Medica (Fundation) Foundation, 1968.
7. Internacional Anatomical Nomeclature Committee. Nomina Anatomica. 4th edition. (Ámsterdam) Amsterdam. Excerpta Medica, 1977.
8. International Federation of Associations of Anatomists. www.ifaa.net
9. Laín Entralgo, P. Anatomía en la baja edad media. Historia Universal de la Medicina. Barcelona, Salvat Editores S.A., 1972, T3, pp 297-311.
10. Laín Entralgo, P. Los saberes morfológicos durante el romanticismo. Historia Universal de la Medicina. Barcelona, Salvat Editores S.A., 1972, T5, pp 177-203.
11. Laín Entralgo, P. Los saberes morfológicos en el Renacimiento. Historia Universal de la Medicina. Barcelona, Salvat Editores S.A., 1972, T4, pp 43-77.
12. O'Rahilly, R. Anatomical terminology, then and now. Acta Anat (Basel) 1989;134(4):291-300.
13. Provenzano SD. Nomina Anatomica. Buenos Aires. Ed. El Ateneo, 1951.
14. Whitmore, I. Terminologia anatomica: new terminology for the new anatomist. Anat. Rec. 1999 Abril 15; 257(2):50-3.

Publicados en otros sitios web
• RNEUROCIRUGIA

 


TECNICAS ACTUALES EN NEUROCIRUGIA ENDOSCOPICA

Un libro dirigido a todo el público interesado.
VER MAS>>

COMUNIQUESE Y RESERVE
SU TURNO
CON ANTELACION

Complete el formulario que figura on-line.
VER MAS>>

TRATAMIENTOS DEL DOLOR

 
Endocirugía
 
CONSULTORIO PRIVADO - Pje. Cristóbal Barrientos 1566, Piso 13, Dto. B. CABA
Estacionamiento con parquímetro
 
SANTATORIO ALEM - L.N. Alem 134 - San Isidro
Estacionamiento al lado
 
SANATORIO LAS LOMAS - Diego Carman 555 - San Isidro PROXIMAMENTE
Estacionamiento al lado
 
CENTRO MEDICO TIGRE - Av. Cazón 831 - Tigre PROXIMAMENTE
Estacionamiento con parquímetro

info@endocirugia.com.ar


Política de Privacidad
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Mirá nuestros videos

Endoscopía y Cerebro >>

Endoscopía y Columna >>

Endoscopía e Hipófisis >>

Epiduroscopía >>

Dolor >>

Ventadas de la Endoscopía >>

Trabajos Publicados >>

Links Recomendados >>

Preguntas Frecuentes >>

Reserve su Turno >>

Envíenos su Caso >>

Quienes Somos >>

Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Mirá nuestros videos
Endoscopía y Cerebro Endoscopía y Columna Epiduroscopia Dolor de espalda - Lumbalgia - Columna